Bar Cafetería y Loterías La Ninfa

Bar Cafetería y Loterías La Ninfa

Todas las mañanas salgo de mi casa de Santa Cruz en dirección a mi estudio de fotografía de la zona de La Cuesta y Finca España. Pero en lugar de coger por la autopista, he optado por subir por Los Campitos y atravesar la zona de Los Valles.

Esta opción me resulta más cómoda, con menos tráfico, menos rotondas y menos semáforos.

Pero además, ésta me permite hacer una parada en el Bar Cafetería y Loterías La Ninfa, situado justo en la salida del Camino de Montaña Guerra, al lado de la farmacia.

Bar Cafetería y Loterías La Ninfa

El lugar lo regenta Santi (Santiago), que junto a Nayra y Eneida, despachan a esas horas de la mañana, cafés, cortados, cervezas, bocadillos y alguna que otra “mañanita”, momento que muchos aprovechan para tentar a la suerte y jugar alguna apuesta a los juegos de Lotería, ya que La Ninfa, es también administración de estos juegos de azar.

Allí las tertulias son rápidas, justo el tiempo del café o de la cerveza, así, el tiempo, el campo, el futbol, o divagar sobre que haríamos si nos tocara un premio de la lotería, son los temas de conversación más habituales:

Buenos días, decimos al entrar y buenos días, responden los allí presentes, son rostros que se han hecho familiares con el tiempo, así, no resulta complicado entrar y entablar alguna conversación o unirte a alguna ya iniciada.

un oasis entre tanta franquicia sin personalidad, donde sirven cafés de Mozambique junto a un Plum Cake de color dudoso a precios de menú de mediodía.

 

Por las tardes, La ninfa se transforma y los cafés y cortados, dan paso a bocadillos más elaborados, hamburguesas y arepas que atraen por igual a gente del lugar o a foraneos que como yo, prefieren un lugar con ambiente más familiar.

Dispone La Ninfa de una pequeña terraza, que es la delicia de las tardes, especialmente cuando los días son largos y apetece estar en un lugar tranquilo, charlando con los amigos, mientras disfrutas de una cerveza y algo para comer.

Sin duda, un lugar tranquilo, con gente sencilla, con sabor a campo, un oasis entre tanta franquicia sin personalidad, donde sirven cafés de Mozambique junto a un Plum Cake de color dudoso a precios de menú de mediodía.

Pincha con el ratón sobre la imagen y muévete por el interior de La Cafetería

 

Sobre el Autor: Enfoque3

Deja un comentario